Más allá de todo esto

“Nada es tan contagioso como el ejemplo, y nunca hacemos grandes bienes ni grandes males que no produzcan otros iguales” (François de La Rochefoucauld)

La realidad, una vez más, supera a la ficción. De un día para otro, nuestra vida, tal como hasta ahora la conocíamos, ha cambiado drásticamente. Al igual que aquellos marineros que se embarcaban en expediciones de ultramar, nos adentramos en mares desconocidos para todos/as.

Como en toda circunstancia nueva, desconocida, los miedos se nos pueden disparar, aparece el nerviosismo, llevándonos tal vez a reacciones o decisiones no muy afortunadas. Pero también, puede que salga lo mejor de nosotros/as mismos/as.

Vamos a aprender sobre la marcha, día a día, paso a paso. Vamos a cometer errores, muchos. Pero no es momento de críticas, porque desgastan, desunen, perdemos inútilmente energía necesaria ahora mismo. Ya habrá tiempo después de sacar conclusiones, aprendizajes y pedir responsabilidades.

Respiremos. Respiremos hondo varias veces para elegir conscientemente la actitud con la que queremos vivirlo y afrontarlo.

La noción de Comunidad, algo esquinada en la sociedad en la que vivíamos hasta hace unas semanas, resurge con fuerza. Porque todos/as estamos embarcados/as en la misma tormenta. Lo que le sucede al de al lado también me pasa o me puede pasar a mí (no importa el origen, el color de la piel, la orientación sexual o la clase social…).

En esta situación de confinamiento, de movimientos y libertades reducidas, puede que lo único que podamos decidir con total libertad…es ser ejemplo.

Está en nuestras manos el ocuparnos de nuestro bienestar individual y el de las personas que nos rodean; ser comprensivos/as; compasivos/as; amables y generosos/as durante el confinamiento y en el periodo incierto, y seguro duro, que se abrirá después. Cuidar y colaborar está en nuestras manos.

Captura de pantalla 2020-04-06 a las 15.45.26

Miryam (Muxotepotolobat) y Judith y Arrate (Equilia) siempre hemos creído en las colaboraciones, y a través de la nuestra queremos tejer Comunidad. Así que, con este post ¡lanzamos la cadena de colaboraciones por la Comunidad!

Si quieres tejer un eslabón de esta Cadena de Colaboraciones por la Comunidad puedes inspirarte en los siguientes pasos:

  1. Reúnete con alguna persona con la que te apetezca tejer para la Comunidad ¡Esto va de emocionarse juntos/as!
    • En nuestro caso: Muxotepotolobat y Equilia nos pusimos mentes-corazones- manos a la obra. Sencillamente, nos encanta juntarnos a soñar juntas.

2) Pensad conjuntamente en algo que os gustaría “regalar” a la Comunidad: una idea, una creación o acción y dadle forma concreta que sea fruto de vuestra colaboración. ¡Rienda suelta! Todas las creaciones son bienvenidas.

    • En nuestro caso: nos gusta escribir, dibujar sentipensares y, en estos momentos, sentimos la necesidad de crear Colectividad. Acción concretaà Escribir-Dibujar un post para las redes sociales proponiendo una cadena de colaboraciones que extienda por el mundo el sentimiento de contribución a la Comunidad.

3) Compartid en vuestras redes sociales vuestra obra conjunta para que se convierta en un eslabón más de la Cadena:

    • En una frase resume lo que habéis hecho o puesto en marcha
    • Añade #cadenadecolaboraciones por la #comunidad.
    • Indica tu ubicación.
    • Etiqueta a @muxotepotolobat y @Equilia para que podamos hacer el seguimiento de la expansión de esta cadena por el mundo

¿Quieres ver lo que hemos hecho nosotras? Descárgatelo aquí