Practicar la Paz

Cada domingo me gusta recibir en la bandeja de mi correo la newsletter semanal de Mary Alice Arthur, la autodenominada Activista de historias (si os gusta el tema del Storytelling– el poder de las historias para crear realidades– os puede interesar: www.getsoaring.com y www.365alive.org). En general son posts muy cortitos que se leen rápidamente, pero hace un par de semanas el título de uno de ellos hizo que me detuviese y pusiese más atención: “¿Cuál es tu historia sobre la paz?”

Además de compartir información (yo desconocía que en 1981 la ONU estableció el 21 de Septiembre como el Día Internacional de la Paz. Un día en el que se invita a toda la población mundial a centrarse en algo, por pequeño que sea, que pueda cambiar las cosas hacia la paz); en su post, Mary Alice Arthur nos invitaba a hacer una reflexión a nivel individual y a nivel relacional o de comunidad, sobre cómo contribuimos a crear entornos de paz con las historias que nos contamos y que compartimos:

A nivel individual, la autora compartía su convicción de que cada uno es responsable de las historias que crea, cuenta y propaga; y que nuestras acciones y reacciones son consecuencia de ellas. Ponía el ejemplo de lo que está sucediendo en la pandemia del Coronavirus: en vez de ser un punto de unión para la Humanidad por todo el dolor y dificultad vividas y compartidas, estamos contándolo de manera que se ha convertido en un tema que nos divide más que otra cosa.

A continuación las preguntas a las que nos invitaba como reflexión individual:

  • ¿Qué historias te cuentas a ti mismo/a sobre la paz?
  • ¿Qué te ayuda a ti a estar en paz, incluso en medio del caos o del conflicto?

A nivel de grupo, nos aconsejaba tener en cuenta que cotillear, chismosear es una de las maneras más rápidas para conectar entre personas. Hablar sobre alguien, criticar o quejarnos sobre algo es una manera rápida para descubrir qué piensan y sienten otras personas del grupo al que pertenecemos. Desafortunadamente, nos conectamos a través de la queja. Pero todo eso sólo contribuye a la frustración…

Las preguntas que nos regalaba para la reflexión a nivel de equipo o comunidad eran:

  • ¿Qué historias, comentarios, rumores necesitamos PARAR de contar porque son nocivas?
  • ¿Qué historias, qué narrativa, qué comentarios necesitamos EMPEZAR a contar porque contribuirían a la paz en nuestra comunidad, en nuestro equipo?
  • ¿Qué historias, narrativa, comentarios necesitamos continuar contando porque son útiles y crean más paz para todos/as?

En Equilia, estamos de acuerdo con Mary Alice Arthur en que el tipo de historias que creamos e intercambiamos con otras personas es una manera potente de practicar también la paz. En estos tiempos donde se habla de trastorno postpandemia, donde abunda la ira (no hay más que echar un vistazo rápido en twitter), el desánimo o la tristeza, necesitamos crear nuevas perspectivas, abrir las puertas de la posibilidad. Porque ¡lo positivo también es contagioso! Las emociones se contagian como los virus gracias a las neuronas espejo.

Aspiramos a que nuestros Episodios Equilia sirvan para “esparcir” en nuestra red, como si de semillas se tratase, historias y reflexiones que contribuyan a sembrar cualidades como: esperanza, ampliar posibilidades, aprendizaje, introspección, curiosidad…

Es nuestra manera de practicar la Paz.

Feliz semana

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s