La Naturaleza como fuente de inspiración

La Naturaleza se autorregula y regenera constantemente para dar continuidad a la vida, al flujo vital, a largo plazo. Y eso, en el corto plazo, puede significar podar, quemar, dejar caer ramas y hojas para que algo nuevo pueda germinar.

Lo podemos comprobar anualmente entre Invierno y Primavera, aunque no siempre seamos conscientes de ello porque fluye sin resistencia.

Observar detenidamente el funcionamiento de la Naturaleza y sus ciclos, puede ser una gran fuente de inspiración para los retos que enfrentamos en la actualidad.

Llevábamos años hablando del entorno VUCA (Volatilidad, Incertidumbre, Complejidad y Ambigüedad) utilizando estas siglas conceptualmente en la mayoría de los casos, y de repente estamos experimentando de lleno su significado, pasando de entender el concepto intelectualmente a vivirlo. El aprendizaje es otro y la manera de transmitirlo también.

Ante tal marejada, intentamos con todas nuestras fuerzas aferramos a lo conocido, a lo “viejo”, por nuestra necesidad (tan humana) de “tener y sentir el control”. Aunque sea una falsa ilusión de control y seguridad, porque después de más de un año ya, observamos que las cosas han cambiado mucho en poquísimo tiempo y no parece que vayamos a volver exactamente a “lo de antes”.

Al contrario que a la Naturaleza, nos cuesta aceptar que, a veces, se tienen que romper y caer ciertas cosas para que nazcan las nuevas. O dicho de otra manera, soltar no significa perder sino desocupar las manos para recibir algo nuevo.

Fácil de decir y no tanto de hacer…o más bien, de dejar de hacer e insistir.

Pensamos que, para momentos complejos y de incertidumbre, el paradigma apreciativo nos puede ser útil a nivel personal, de equipo y organizacional. Forma parte de nuestra manera de trabajar en Equilia.

Este marco teórico se inspira en el efeco Heliotrópico de la Naturaleza, es decir, el movimiento de las plantas que se giran en dirección al sol, procurando lo que les da vida y evitando lo que puede destruirlas. La Indagación Apreciativa busca, pues,   

desarrollar nuestra capacidad para ver más allá de los problemas, enfocarnos en las oportunidades y potenciar las fortalezas y lo que da vida a nuestro sistema.

Las personas nos movemos en la dirección de las preguntas que con más frecuencia nos hacemos ya que éstas focalizan nuestra atención. Cuanto más positivas y afirmativas sean las imágenes que construimos, mayor será la posibilidad de que nos movamos hacia ellas. Por lo tanto, las preguntas positivas o generativas nos llevan a crear imágenes positivas para el futuro; y las imágenes positivas nos llevan a acciones positivas de largo plazo.

Si te gustaría saber más sobre el enfoque teórico de Indagación Apreciativa desarrollado por David Cooperrider de la Universidad Case Western Reserve, este vínculo te puede interesar.

Feliz semana

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s