Encontrando el Norte

“Cuando crees que te sabes todas las respuestas, llega el universo y te cambia las preguntas”

Nos parece que esta frase del guionista y escritor Albert Espinosa ilustra muy bien el momento actual que vivimos.

Se nos ha movido el suelo, a todos los niveles. Nos está tocando surfear en la incertidumbre con lo puesto de la mejor manera posible ¡Y ya es un gran logro el ser capaces de continuar cogiendo olas!

Todo indica que esto no va a ser una marejadilla pasajera. No es tan sencillo como dar con la vacuna contra un virus y volver a las preguntas y respuestas anteriores ¡se acabó este paréntesis!…no.

Necesitamos una brújula que nos indique hacia dónde remar, que aporte dirección y sentido para orientar el esfuerzo hacia un mismo lugar. Los seres humanos tenemos una necesidad de significado, de una causa que nos transcienda.

“Me falta claridad. No sé cómo orientar mi carrera profesional en este momento de mi vida”- comentaba un cliente en una sesión de coaching estos días.

“Un Proyecto de futuro compartido” – ha sido el principal llamado de las personas de una organización en el diagnóstico cultural que acabamos de hacer.

En medio de la tormenta (olas de urgencias, problemas y preocupaciones…”¡aprieta y sigue remando!”) puede parecer una pérdida de tiempo el pararnos a mirar la brújula. Pero creemos que es ahora, más que nunca, cuando tiene sentido reflexionar y definir un Propósito, ya sea a nivel personal como de organización.

Autor C. Fischer

El Propósito corporativo es el faro que guía, da dirección y coherencia a las acciones, decisiones, políticas, servicios etc. de la organización. Da sentido a su existencia, a su identidad. Es la brújula en la niebla que marca el rumbo. Sirve para conseguir cohesión de todos los grupos de interés en torno al proyecto de empresa/organización.

A niveles más operativos, el Propósito se despliega en metas y objetivos concretos.

Cuando hay foco, claridad y coherencia, se crea confianza y se da un fuerte sentido de compromiso con la cohesión del grupo. Eso potencia la capacidad para la acción colectiva.

O como dice el gran Antoine de Saint-Exupéry de una manera más poética:

“Si quieres construir un barco, no empieces por buscar madera, cortar tablas o distribuir el trabajo, sino que primero has de evocar en las personas el anhelo de mar libre y ancho”.

Estamos convencidas de que las organizaciones que cuenten con un Propósito claro y compartido darán respuestas más ágiles y proactivas a los retos que enfrentamos, con o sin COVID-19.

Feliz semana.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s