Pequeños grandes logros

La semana pasada, nos comentaba un cliente que, a pesar de la incertidumbre del mercado y la situación tan delicada en la que continuan, percibían pequeños avances, ligeras mejorías. Pero no se atrevían a decirlo muy en alto o a dedicarle demasiado lugar en la conversación; como si valorarlo fuera una muestra de posible inconsciencia por la situación en la que se encontraban – “Lo decimos con toda la prudencia del mundo…no vaya a ser que esto sea algo puntual y nosotros hablando de ‘ pequeños logros’…”.

Precisamente, pensamos que es en estas situaciones difíciles de trabajo, personales, de enfermedad o de crisis cuando es importante dedicar atención a los pequeños logros del proceso. A esos pequeños y raros puntos de luz que vislumbramos y no sabemos si tomárnoslos muy en serio, o ni siquiera si darnos el permiso de mirarlos.

¿Qué tal si paramos y tomamos unos instantes para reconocer y valorar lo logrado, por pequeñísimo que esto sea?

Otto Scharmer, creador de la Teoría U para procesos de transformación, cree que

“La esencia de nuestra mirada está ligada a nuestra capacidad de atención: no podemos transformar el comportamiento de un sistema a menos que transformemos la calidad de la atención de las personas que interactúan en el sistema, ambas, individual y colectiva. La calidad de los resultados producidos por cualquier sistema depende del nivel de conciencia desde el cual las personas del sistema operan”.

Tomar consciencia de nuestros pequeños logros nos da fuerza y aliento para continuar en procesos difíciles; nos ayuda a demostrarnos que también tenemos la capacidad de hacer cosas buenas; nos sirve para entender que estamos dando pasos hacia adelante que pueden contribuir a un objetivo mayor. En definitiva, no dejan de ser pequeños grandes logros.

Así que te proponemos el siguiente ejercicio para esta vuelta del verano:

Al finalizar cada día, apunta en una libreta (o mentalmente) tus 3 logros de la jornada.

Pueden ser logros de cualquier tamaño y plano, hasta el más cotidiano: “¡Me ha salido una tortilla de patatas de 10!”; “Me he quedado contento/a con cómo he llevado la reunión de hoy con el equipo”; “¡Hemos conseguido un nuevo cliente!”; “Me he atrevido a pedir ayuda para…”; “He conseguido llegar a tiempo para pasar la velada en familia”; “Por fin se lo he dicho”…

¡En Equilia empezamos ya!

Nuestro pequeño logro de hoy es este post; por ser el número 150 desde que creamos el espacio “Episodios Equilia” en el año 2014.

Feliz semana

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s