Mirar hacia dónde vamos

“Si quieres construir un barco, no empieces por buscar madera, cortar tablas o distribuir el trabajo, sino que primero has de evocar en las personas el anhelo de mar libre y ancho”                                                                                                         (Antoine de Saint-Exupery)

Después de la Peste Negra de la Edad Media Europea, se dio una de las épocas más fértiles de la Historia: el Renacimiento. Algo así sucedió también en Dinamarca cuando se declaró en bancarrota en 1813. Durante los siguientes 40 años vivió una explosión de creatividad dando paso al nacimiento de una Era dorada. Son sólo algunos ejemplos.

La crisis actual, provocada por un virus microscópico, ha dejado en evidencia los signos de agotamiento del sistema que rige nuestras organizaciones, sociedades y vidas. Aún teniendo todos los elementos aparentemente en contra, queremos creer que estamos en otro de esos momentos históricos, donde necesitamos levantar la cabeza y atrevernos a mirar nuevos Horizontes.

Puede ser el momento para tejer una nueva red. Y para eso, personas como organizaciones, necesitamos inspiración, libertad de pensamiento e imaginación. Mucha… Creemos que, precisamente ahora, es necesario que las organizaciones reflexionen y definan su Identidad y su Propósito: ¿Para qué tenemos sentido, a qué queremos contribuir más allá de obtener beneficios económicos, qué impacto social y medioambiental queremos lograr, a través de qué valores…?

Como “filtro” en esta reflexión pueden servir los ODS mundiales (Objetivos de Desarrollo Sostenible https://www.un.org/sustainabledevelopment/es/objetivos-de-desarrollo-sostenible/): ¿Cómo se liga el propósito de mi organización a esos ODS?

Un Propósito con significado, claro y compartido con todos sus grupos de interés es una fuerza motriz para cualquier organización para diferenciarse, reinventarse, conseguir reputación social y legitimidad. También puede aportar más claridad para dar respuesta a la nueva realidad ya que, como una brújula, fortalece y da coherencia a las acciones, servicios, políticas y decisiones de la organización.

Y lo mismo nos sucede a las personas, tenemos una necesidad de significado, de una causa que nos trascienda, de un por qué me levanto de la cama cada mañana. Reflexionar sobre nuestro propósito personal puede ser un ancla para ser fuertes en momentos de incertidumbre.

Os recomendamos un libro que ilustra muy bien todo esto: “Que mi gente vaya a hacer Surfde Yvon Chouinard. En él relata su historia y la de su compañía Patagonia Inc, y explica la filosofía que inspiró y todavía hoy sustenta la empresa después de tantos años.

Feliz semana.

Captura de pantalla 2020-05-18 a las 18.08.08

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s