Reflexiones de tumbona

¿Te has preguntado alguna vez si el niño/a que fuiste se siente orgulloso/a del adulto/a que eres hoy?

De niños/as estamos más conectados/as con nuestra esencia, con nuestros deseos, tenemos menos creencias limitantes y el soñar nos es algo natural. ¡Qué bueno visitar de vez en cuando a nuestro niño/a!

Captura de pantalla 2019-07-08 a las 12.14.49

Durante estos meses de verano, donde empezamos a levantar el pie del acelerador, nos desprendemos de ropa y “telarañas” del invierno, nos “regalamos” tiempo, y estamos más en contacto con la naturaleza, se dan las condiciones apropiadas para poder escuchar, con más claridad, la respuesta de nuestro corazón respecto a estas preguntas, de apariencia “sencilla”, pero de trasfondo profundo.

Te proponemos, pues, mientras estés leyendo este post, instalarte cómodamente y tomarte un momento para cerrar los ojos, visitar al niño/a que fuiste y responder a la pregunta con la que hemos empezado.

Y ya que estamos, te invitamos a ir un paso más allá, respecto a tu respuesta inicial, con las siguientes preguntas basadas en la Teoría de las 4 habitaciones del cambio de Claes F. Janssen:

¿Qué debería SEGUIR haciendo?

 ¿Qué debería DEJAR de hacer?

 ¿Qué debería ACLARAR?

 ¿Qué nuevas cosas debería COMENZAR a hacer?

Y ya para terminar esta especie de “cuaderno de ejercicios para el verano” os recomendamos la lectura del libro de Alex Rovira “La Buena Crisis- Reinventarse a uno mismo: la revolución de la conciencia”.

Feliz semana veraniega.

(Foto: George Menager)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s