Hacer balance

Junio: mes de espectáculos de fin de curso.

Me gusta asistir a las funciones de los pequeños/as de la familia y ver cómo, con orgullo, muestran el resultado de su trabajo de meses. Me gusta, también, felicitarles a la salida, preguntarles qué tal se han sentido, qué es lo que más les ha gustado, lo que menos etc. Una especie de balance de curso artístico comiendo gominolas.

Parecen preguntas sencillas, sin mucha importancia, sin intención, que a menudo sólo hacemos a los niños/as: ¿Qué te ha parecido el día de hoy? ¿Qué es lo que más y menos te ha gustado?…Y sin embargo, son preguntas más poderosas de lo que parecen, porque nos ayudan a pararnos, a reflexionar y sacar conclusiones. En definitiva, facilitan la toma de conciencia y el aprendizaje.

Después de un evento familiar, al terminar el viaje de vacaciones, tras una excursión entre amigos/as, al ver el resultado de algo que hemos hecho con nuestras manos,

¿nos damos el tiempo de hacer balance de los proyectos que terminamos?

Podemos también trasladar esta pregunta a las organizaciones. Por lo que observamos en nuestro trabajo, nos parece que, en general, se pasa por encima o no se dedica el espacio y tiempo suficiente a esta última etapa de los proyectos: balance, conclusiones y aprendizajes de cara al futuro.

“Terminamos el proyecto y ¡a otra cosa mariposa!, que no hay tiempo, con tantos otros temas que tenemos entre manos…”

Captura de pantalla 2019-06-10 a las 14.40.58

Sin embargo, la Recogida de Cosecha del proyecto es tan importante como la etapa inicial de Preparación de proyecto. Sirve para evaluar y también cosechar claves y aprendizajes para el futuro. Por ejemplo:

  • el resultado final y el grado de satisfacción con el resultado.
  • la eficacia del trabajo en equipo y el grado de satisfacción con el trabajo en equipo.
  • las cosas que han salido bien y hay que mantener, las que han salido mal y no hay que reptir.
  • obstáculos encontrados y soluciones aportadas.
  • ¿qué se puede mejorar para la próxima vez?
  • nuevas acciones que podemos probar.
  • nuevas necesidades de formación.

Son reflexiones que, haciéndolas de manera ordenada y seria, fomentan la mejora continua, la innovación y el aprendizaje continuo en los equipos y en las organizaciones. Por eso, nos parece indispensable incluir las etapas Pre y Post de los proyectos en los cronogramas de proyecto. Al igual que en las reuniones o sesiones de trabajo en equipo.

¿Qué equipo de deporte llega a un partido sin calentar o no hace un analisis de las mejores y peores jugadas después en el vestuario?

Parece obvio, pero en las organziaciones y en nuestra vida en general, no lo es tanto.

Las siguientes preguntas, basadas en la Teoría de las 4 habitaciones del cambio” del psicólogo Claes F. Janssen, nos pueden ayudar a hacer balance, a recoger cosecha, de los proyectos que terminamos en cualquier ámbito de nuestra vida:

¿Qué debemos mantener de lo que venimos haciendo? (porque creemos que está funcionando)

¿Qué debemos cambiar?

¿Qué debemos aclarar?

¿Qué nuevas acciones nos parece necesario poner en marcha?

 

Feliz semana

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s