¿Así te imaginabas de mayor?

¡Un verdadero baño de rejuvenecimiento!

Eso es lo que sentimos cuando vamos a facilitar sesiones de trabajo a los centros de formación o a los Consejos de la Infancia con los que colaboramos.

¡Absorber toda esa energía vital desbordante de los niños/as y adolescentes!

Es un “chute” de risa floja, liviandad, algarabía, espontaneidad, juego…

Todos esas características que asociamos a la “chavalería” y que sin embargo también están en nosotros/as, adultos/as, aunque que habitualmente no les demos mucho permiso para expresarse plenamente o espacio para salir con libertad: “somos profesionales, por favor”, “No es serio”, “¿Qué pensarán?”…

Según avanzamos en edad, vamos incorporando capas o corazas, como una cebolla, cargamos con el juicio ajeno… lo que a veces provoca que nos alejemos de manera sutil de nuestra esencia, de lo que realmente somos, queremos, deseamos, soñamos. Todo eso que en la infancia está tan despierto, se adormece y muchas veces vuelve a despertar en la vejez (¡qué sabia es la vida!), como si se tratara de una segunda infancia. No hay más que ver a abuelos/as jugando con sus nietos/as como los/las que más!, cantando o bailando sin complejos, atreviéndose a hacer cosas que ni podían haber imaginado años antes…

Nos parece un ejercicio muy sano y recomendable el paramos y darnos el permiso de quitarnos “el traje de adulto/as”, de poner en pausa todas nuestras cargas, responsabilidades, y conectar con el niño/a que fuimos para mantener una conversación amable con él/ella. Puede que nos recuerde cosas que tal vez habíamos olvidado o que nos dé una nueva perspectiva más sencilla, liviana y tal vez amorosa de nuestra vida.

Para dicha conversación, os proponemos algunas preguntas a las que podéis responder por escrito, dibujando, bailando….de la manera que más os apetezca u os nazca. Dejarle a vuestro niño/a elegir 😉

Este ejercicio se llama Visionboard:

  • ¿Cuáles eran tus sueños de niño/a?
  • ¿Qué soñabas hacer? Y ¿qué te permitía conseguir eso?
  • ¿Qué te gustaba? ¿Con qué disfrutabas?
  • ¿Qué personaje y héroes admirabas? y ¿por qué?

 Hoy en día,

  •  ¿Qué personajes admiras?
  • ¿Qué personas tienen una influencia positiva en tu vida?
  • ¿Cuáles son tus valores más importantes?
  • Si tuvieras una barita mágica, ¿qué vida soñarías tener?

Y si os venís arriba, tal vez incluso podáis llegar a hacer algo como lo de este video…

¡Que os divirtáis!

Feliz semana

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s