Los Valores en los equipos: fuerzas electromagnéticas que nos acercan o nos alejan

Los valores son como las fuerzas electromagnéticas, no las ves, pero están ahí.

Si las personas los comparten se atraen, si no los comparten se separan.

Este fue el tema que compartí la semana pasada con las personas que acudieron al coloquio mensual que organiza el coworking Bilbaíno E-Hub!. Agradezco no sólo la invitación que me brindó el equipo del E-Hub para exponer un tema de mi interés, sino también la creación de un ágora contemporáneo más en Bilbao los últimos jueves de mes al que os animo os acerquéis.

Observamos un número creciente de equipos y organizaciones de todo tipo que están en un proceso de cuestionamiento del modelo tradicional de gestión y de los paradigmas del siglo XX. Se encuentran en búsqueda de modelos diferentes, donde los valores jueguen un papel clave y que unan entorno a un propósito común.

Nuestros valores se reflejan en todas las relaciones que establecemos con personas o con grupos de interés: ¿por qué me siento más a gusto con algunas personas que con otras?, ¿por qué prefiero o elijo trabajar en una organización y no en otra?, ¿por qué elijo donar a una causa y no a otra? Accionistas que eligen una empresa y no otra para invertir, comunidades/regiones que quieren que se establezcan en su seno un tipo concreto de empresas, consumidores/a que eligen comprar productos de ciertas marcas o precisamente no comprarlas – decisiones basadas consciente o inconscientemente en valores.

Hoy en día es tan importante quién soy y qué valores represento como la calidad de mis productos o servicios.

 Cada vez más estudios realizados por agencias de reclutamiento indican que la recompensa más buscada por la nueva generación no es la económica (sin quitarle valor a la retribución ¡ojo!), ésta es importante, pero no es la determinante en la decisión de dónde trabajar. La aceptación y respeto a la persona, el reconocimiento a la labor y el sentir que contribuyen a un mundo mejor son elementos emergentes que las organizaciones ya no pueden dejar de atender.

Pareciera pues que- “El reto más importante de las empresas en el Siglo XXI es abrazar el concepto de Humanidad” -como dijo el experto estadounidense en management e innovación Gary Hamel. Estamos totalmente de acuerdo.

¿Qué pasaría si, como invita Gary Hamel, cuestionamos nuestros modelos mentales y redefinimos el ADN corporativo? ¿Qué pasaría si llevamos esa dimensión del Ser al mundo de las organizaciones? Respuesta: La cultura (el conjunto de los valores) de los equipos/organizaciones se convierte en una enorme fuente de ventaja competitiva, de valor organizacional.

¿Cómo integrar entonces estrategia y cultura en los equipos /organizaciones para desplegar su máximo potencial entorno a un propósito común?

Debatiremos y daremos respuesta a estas interesantes preguntas en la nueva edición del “Programa de Certificación Internacional CTT Practitioner en Modelos, Herramientas y Procesos para la transformación corporativa” (Cultural Transformation Tools de Barrett Values Centre- www.valuescentre.com) que volvemos a traer al País Vasco del 26 de Febrero al 01 de Marzo 2018, siempre en alianza con nuestro querido Adolfo Jarrín (http://creatingconsulting.com/)

Captura de pantalla 2018-02-05 a las 19.32.30

¡Aún tienes tiempo de apuntarte!

Toda la información está aquí: http://bit.ly/2zeWxE6 )

Feliz semana.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s